15/5/13

La Buena Alimentación en los Niños

El comité de nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) ha publicado 3 claves que previenen la obesidad infantil y que adquieren importancia sobre la buena alimentación en los niños.
La ESPGHAN ha publicado 3 claves para prevenir la obesidad infantil que sirven para tomar conciencia acerca de la importancia que tiene la buena alimentación en los niños para lograr un crecimiento y desarrollo saludable.

Claves para prevenir la obesidad infantil

1_Promocionar el consumo de alimentos ricos en fibra como por ejemplo frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. Por otro lado se busca limitar los alimentos que contienen azúcares de rápida absorción, dentro de los cuales se pueden mencionar los dulces, chucherias, bollería, etc. Para reemplazar estos alimentos se puede sugerir el consumo de frutas frescas maduras en batidos, mermeladas caseras, zumos y frutas desecadas. Esta recomendación se basa en la Pirámide de la alimentación saludable. 
2_Fomentar el consumo de las 4 comidas principales y colaciones. Esto evitará en el futuro que los niños dejen, por ejemplo de desayunar. Para ello es importante ofrecer alimentos nutritivos y apetecibles para ellos. Sugerencias:
Desayunos, almuerzos y meriendas: reemplazar el pan blanco por el pan integral, añadirle jamón y queso; yogur con frutos secos y cereales; arroz con leche; batidos proteicos con semillas molidas.
Comidas y cenas: consumir preferentemente cereales integrales, como por ejemplo ensalada de arroz integral y frijoles; pastas, preferentemente integrales, con carne, pescado, pollo o una tortilla.
3_Las raciones de alimentos deben ser apropiadas para la edad y la superficie corporal. Actualmente se les ofrece a los niños una cantidad exagerada de alimentos, tanto sea en comidas fast food, como en la comida elaborada en forma casera. Se exagera el consumo de carnes y es pobre la ingesta de frutas y verduras. Hasta los 6 años de edad la ración de carne no debe superar los 90 gr. y hasta los 12 años, la ración no debe ser mayor a 100 gr. En la adolescencia la porción no debe ser superior a los 150 gr.

Estas recomendaciones se realizaron en el marco de una creciente adquisición de malos hábitos alimenticios en los niños. Uno de los factores influyentes es la gran oferta de alimentos ricos en grasas y azúcares simples. Esto trae aparejado un aumento de la obesidad infantil, con una alta incidencia de enfermedades metabólicas como diabetes, dislipemias, etc.; las cuales no sólo influyen sobre el niño aquí y ahora, sino también en su vida adulta.
Print Friendly and PDF

1 Luces en mi Camino...:

Damian dijo...

Muy buen articulo! Queria compartir con ustedes en retribución a este gran post un espacio donde también se debate y hay mucha info sobre alimentación: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma. Esperemos poder cambiar malos habitos entre todos para una mejor nutrición. Saludos!

Publicar un comentario

Gracias por pasar por aquí y dejar un Rayito de tu Luz... Es valiosa para mi tu opinión.